Paraíso Itacaré, en Bahía, Brasil

Bahía, paraíso mulato

Portuguesa, africana y amazónica. Jorge Amado la llamó Roma Negra, tierra de todos los santos, novia del mar y señora del misterio y la belleza.

Tal vez no haya en el mundo una ciudad donde la realidad se confunda tanto con el mito y donde la “mixtura” sea tan completa; si hasta los porotos, presentes en muchos platos regionales, no son ni negros ni blancos, sino “mulatinhos”.

Con sus actuales tres millones de habitantes, Bahia no es mas la ciudad provinciana que Jorge Amado vivió en su juventud, pero conserva todavía un ritmo mucho mas pausado que otras grandes ciudades de Brasil y Sudamérica. Es también la ciudad de los planos inclinados y las ondulaciones, al punto que los bahianos hablan de dos ciudades: la alta, donde se encuentran las grandes iglesias y monumentos, y la baja, con la zona del puerto, las playas y los mercados populares.

Paraíso Itacaré, en Bahía, Brasil

Paraíso Itacaré, en Bahía, Brasil

Ambos sectores están unidos por el emblemático Elevador Lacerda, desde cuya altura de 80 metros el viajero puede disfrutar de una maravillosa vista: el mar asurcado por las pintorescas lanchas cual estilo caribeño, el varias veces centenario Fuerte de San Marcelo, el antiguo edificio de la aduana y, por supuesto, el emblemático y grácil contorno de la Bahia de Todos los Santos, como pueden apreciar, mezcla pura de mistica, historia y actualidad.

55

No Responses

Write a response

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com