Cañadón del río Pinturas y Cueva de las Manos

Cañadón del río Pinturas y Cueva de las Manos

La meseta patagónica guarda secretos y sorpresas que vale la pena descubrir, aunque esto signifique recorrer largas distancias en esta tierra árida. La salida de Perito Moreno conduce a una fascinante exhibición de dibujos y pinturas que los habitantes primitivos plasmaron en la roca, los pruelderos.

Salimos de Perito Moreno para ver estas asombrosas pinturas rupestres. Antes de llegar al cañón del río Pinturas, de vez en cuando nos encontramos con guanacos, rheas y liebres; algunos de los animales típicos de la fauna local.

Un sentimiento de emoción nos venció en el Centro de Interpretación cuando nos preparamos para seguir a nuestro guía por los senderos para ver los refugios y cuevas de roca. Llevando una botella de agua, nos dirigimos a lo largo del sendero por el río, junto a una imponente pared de roca volcánica y pórfida hacia la famosa Cueva de las Manos.

Pinturas rupestres, huellas de manos, plantillas pre históricos pueden ser encontrados en todos los continentes y comenzaron a aparecer en las paredes de las rocas en todo el mundo hace por lo menos 30 mil años. Pero la cueva llamada Cueva de las Manos en la Patagonia, contiene un conjunto excepcional de arte rupestre, descubierto en 1941 por un sacerdote llamado De Agostini.

El Cañadón del río Pinturas

El cañón o cañadón del río Pinturas se encuentra ubicado a 160 km de la ciudad de Perito Moreno en Santa Cruz, Argentina. Es más famoso por contener la Cueva de las Manos, un arte de cuevas antiguas que data de unos 13,000 años.

El río Pinturas atraviesa el cañón a una altura de 240 m sobre el nivel del mar. Aquí, podrás encontrar, además de la mencionada cueva, espectaculares paisajes de la Patagonia Argentina (por lo que no debes olvidar llevar tu cámara fotográfica en un viaje por la región).

La Cueva de las Manos

La “Cueva de las Manos” se encuentra ubicada en el valle del río Pinturas, en las inmediaciones de Bajo Caracoles, en la provincia de Santa Cruz, Argentina, a 163 kilómetros al sur de la ciudad de Perito Moreno. La cueva tiene este nombre debido al conjunto de plantillas de manos humanas que adornan las paredes de la cueva, en diversos colores. Estas pinturas fueron hechas por comunidades indígenas y locales (probablemente los antepasados del pueblo Tehuelche) que vivieron en la región entre 13.000 y 9.500 años atrás, según lo determinado por los restos de pipas hechas de huesos usados para pulverizar la pintura de las paredes de la cueva para crear las siluetas de manos, y que se han encontrado por diversos sitios en la región.

La mayoría de las manos pintadas en las paredes son de la mano izquierda, lo que sugiere que los pintores manipulaban el tubo de pulverización con la mano derecha.

Dentro del marco de las rocas, hay cinco concentraciones de arte rupestres, con un total de 829 manos pintadas, figuras y otros motivos, muchas veces superpuestos en un período sobre otro anterior. La más antigua, representa la caza de guanacos, choiques y pumas. La segunda generación, alrededor de 7.000 a. C., cuenta con pinturas estáticas que se cree que han sido hechas en un período de gran sequía, donde los animales emigraron de la región, siendo las pinturas un ritual para traer a los guanacos de vuelta, período que incluye las pinturas de las manos.

También hay algunos ejemplares de las plantillas de los pies de avestruz americano (ñandú).Esta cultura, que duró hasta cerca de 3.300 a. C., cuando el arte se convirtió hacia un estilo más esquemático, en el que se incluyeron figuras altamente dinámicas y demás estilizadas.

Mientras que la tercera y más reciente, en torno a los 1.300 a. C., cuenta con el arte en pigmentos de color rojo brillante, concentradas en figuras geométricas abstractas y representaciones muy esquemáticas de animales y humanos. Se cree que esto fue el trabajo de los cazadores-recolectores de la tribu de los Tehuelches que habitaban la amplia zona de la Patagonia, cuando llegaron los primeros comerciantes y colonos españoles. Fue la creación de vastas haciendas de ganado las que acabaron con el modo de vida de los primeros habitantes.

Las pinturas fueron hechas con pigmentos minerales naturales – óxidos de hierro para el color rojo y púrpura, caolín blanco, natrojarositis para amarillos y óxido de manganeso para el color negro y mezclado con un aglutinante, cuya naturaleza es desconocida.

Además de las impresiones de la mano que podemos encontrar en la cueva (y que corresponden e la mayoría de las representaciones), también hay imágenes de seres humanos, animales y formas geométricas, patrones en zig-zag, representaciones del sol y varias escenas de caza.

Las escenas de caza representan una variedad de estrategias con animales rodeados, presos en emboscadas o ataques por los cazadores con armas de tiro, tales como piedras redondas. Algunas escenas muestran cazadores individuales y otras, en grupos de diez o más hombres. La cueva fue declarada Monumento Histórico Nacional Argentino y también es Patrimonio Mundial de la UNESCO desde el año de 1999 y la investigación arqueológica en el sitio comenzó en la década de 1960.

Lo que debes saber antes de ir

La cueva se encuentra en el valle del río Pinturas, en un lugar aislado en el paisaje patagónico. Se accede más fácilmente por un camino de grava (RP 41), que sale de la Ruta 40 1.8 millas al norte de Bajo Caracoles y corre 28 millas al noreste hacia el lado sur del Cañón de Pinturas. También se puede llegar al lado norte del cañón por caminos irregulares, pero más cortos, desde la Ruta 40. Un camino de 1.8 millas conecta los dos lados del cañón, pero no hay un enlace vial.

La cueva principal mide 79 pies de profundidad, con una entrada de 49 pies de ancho, y tiene inicialmente 33 pies de altura. El terreno dentro de la cueva tiene una pendiente ascendente; Dentro de la cueva, la altura se reduce a no más de 7 pies.

 

1

No Responses

Write a response

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com