La laguna fluorescente de Oaxaca

La laguna fluorescente de Oaxaca

En algunas épocas del año, un fenómeno natural que se produce en la Laguna de Manialtepec, en el estado mexicano de Oaxaca, es la fluorescencia que adquiere. ¿Por qué? Las corrientes marinas, combinadas con la adecuada temperatura de la zona (que suele ser cálida durante todo el año) atraen microorganismos dinoflagelados, mitad animal y mitad vegetal, que brillan en la noche cuando se mueven en el agua.

Algunos creen que esta agua reluciente es una especie de «fuente de la juventud», por lo que mucha gente intenta sumergirse; y más cuando se hace bajo un cielo estrellado; ya que no podemos negar que se trate de algo tentador y, con certeza, una experiencia única en la que podrás conseguir algunas fotos espectaculares.

De mayo a noviembre, cuando el nivel de agua en la laguna sube, el visitante puede hacer un paseo en kayak por seis kilómetros, disfrutando de la diversidad del ecosistema tropical que atrae a los animales como garzas, iguanas, patos y loros, entre otros. Para los que quieren ver el mayor número de especies de aves, el consejo es ir bien temprano en la mañana y disfrutar de la luz para fotografiar y evitar el sol del medio día. Por otro lado, ir al atardecer te proporcionará ver una hermosa puesta de sol donde el mar se une a la laguna.

¿Qué más puedes hacer en la laguna de Manialtepec?

La Laguna de Manialtepec se encuentra ubicada a 18 kilómetros (unos 25 minutos de viaje) de Puerto Escondido – uno de los más antiguos e importantes destinos turísticos de la costa Pacífica; que es sede de campeonatos tradicionales que atraen a miles de surfistas -; siendo una de las playas más populares de la Costa Oaxaqueña, indicada tanto para aquellos que buscan la adrenalina sobre las olas, como para quien busca simplemente relajarse en la arena.

La ciudad está situada en una bahía con diversas formaciones rocosas gigantes que se contraponen al dorado de las arenas y el azul del mar. Formado por las hermosas playas de Zicatela, Puerto Angelito, Bacocho, Carrizalillo, el Marinero y Principal; Puerto Escondido es la casa de los deportes acuáticos que, por cierto, fue el factor que hizo al estado de Oaxaca y sus costas, un emplazamiento famoso para la práctica, sobre todo, del surf. El buceo, snorkel y paseos en barco son los aspectos más destacados.

Los visitantes pueden visitar las zonas cercanas de barco, a caballo o a pie, así como hacer excursiones a Turtle Center, a las granjas de cocodrilos en Ventanilla, a la cascada de La Reforma, y a las fuentes termales de Atotonilco en San José Manialtepec.

La vida nocturna de Puerto Escondido también es parte fundamental de un viaje por la costa de Oaxaca. Con una amplia estructura de bares, restaurantes y discotecas, podrás encontrar una variedad de surfistas, deportistas, bohemios y turistas extranjeros que ocupan las pistas de baile y las mesas de los bar.

Sin duda, un viaje único, ideal para los amantes de los deportes acuáticos y del mundo de la fotografía.

11

No Responses

Write a response

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com