Los puentes más bellos del mundo que tienes que conocer

Los puentes más bellos del mundo que tienes que conocer

Las construcciones muchas veces revelan mucho más de lo que bellos paisajes, cuentan parte de la historia del país. Pueden no llamar tanto la atención de los viajeros en cuanto catedrales, teatros y edificios, pero los puentes también tienen encanto y tradición. Sin duda, uno de los puntos altos de cualquier viaje es conocer la arquitectura de los locales.

El bellísima Puente de Sant’Angelo, en Roma, por ejemplo, fue construido en el año 134 a petición Emperador Adriano. El nueva Henderson Waves, en Singapur, parece haber salido de una película de ciencia ficción, siendo el puente más alto del país.

Sant’Angelo, Italia

La construcción del Puente de Sant’Angelo, en Roma, comenzó alrededor del año 134 a petición del Emperador Adriano, que deseaba conectar su mausoleo — actualmente museo Castillo de Sant’Angelo — al otro lado de la ciudad. Cubierto de mármol travertino, es, sin duda, uno de los más notables de puentes del mundo. En 1668, Sant’Angelo fue adornado con diez estatuas de ángeles esculpidos por Gian Lorenzo Bernini. Desde 1946, en todo el día 1º de enero, las personas que saltan desde él a un arriesgado (y helado) buceo en el Río Tíber. Para los valientes buzos, la práctica atrae la buena suerte.

Henderson Waves, Singapur

Imposible cruzar esta travesía y no imaginarte en una película futurista. Con 36 metros, Henderson Waves es el puente más alto de Singapur. Hecho de listones de madera de Balau y arcos de acero distribuidas a lo largo de 274 metros de extensión, se conecta dos importantes puntos turísticos de la ciudad-estado, los parques Mount Faber y Telok Blangah Hill. Sus siete volúmenes en forma de onda, además de crear un hermoso efecto arquitectónico, albergan bancos para que los peatones puedan admirar la vista tranquilamente.

Puente Kintai-kyo, Japón

El Puente Kintai-kyo, en la ciudad de Iwakuni, ya ha pasado por duras pruebas. Comenzó a ser construido en 1673 y se llevó tres meses para estar listo. Sin embargo, al año siguiente, una tormenta destruyó completamente. Hecho con materiales más resistentes, fue reinagurado algunos meses después y permaneció incólume por 276 años. Hasta que en 1950, por falta de mantenimiento debido a las dificultades de la posguerra, el puente no se resistió a un tifón. Nuevas obras fueron realizadas sobre el Río Nishiki y tres años después, el puente se ha reabierto al público. Hecha totalmente de madera, sin el uso de clavos, Kintai-kyo está compuesta por cinco arcos apoyados en estructuras de piedra. Una curiosidad: el peatón tiene que pagar una cuota para cruzarlo.

Puente de los Suspiros, Inglaterra

Tiene el mismo nombre del famoso puente de Venecia, sin embargo, se encuentra en Cambridge. El Puente de los Suspiros inglesa pertenece al edificio de la St. John’s College, de la Universidad de Cambridge. Construida en 1831, la pasarela se conecta a las salas de clases a los alojamientos. Dicen que recibió este nombre porque los estudiantes, al pasar por él en el camino de las pruebas, solían suspirar. Bueno, al menos es una historia menos trágica que la del puente italiano, que conectaba las cárceles de la sala de juicio.

En él, los prisioneros suspiraban, porque sabían que nunca más verían el mundo exterior. Cubierta y decorada con hermosos vitrales, el puente en Cambridge permite una hermosa vista del Río Cam y la leyenda dice que este era uno de los lugares favoritos de la reina Victoria.

1

No Responses

Write a response

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com