Pompeya, la ciudad romana arrasada por el Vesubio

Pompeya, la ciudad romana arrasada por el Vesubio

Visitar Pompeya en Italia (también conocida como Pompeii) es como tener la clase de historia más eficiente de tu vida. La ciudad que fue sepultada por las cenizas de la erupción del Monte Vesubio en el 79dC, y que fue redescubierta siglos después (1748), conservándose como una ciudad típica del Imperio Romano. Cada rincón de las calles, las paredes de las casas y los monumentos que puedes encontrar por toda la ciudad no son sólo elementos que fascinan a los amantes de la historia; ya que también puedes disfrutar diversas curiosidades que te muestran sobre el estilo de vida y las relaciones personales de los residentes.

Gran parte de la ciudad es de libre tránsito para los visitantes, así como algunas casas. Es impresionante como ciertos detalles se encuentran tan bien conservados, como mosaicos en el suelo y hasta partes de pinturas en las paredes. Los grupos suelen contar con guías especializados, que te podrá explicar diversas cosas que, probablemente, no sabrías de otra forma; como el significado de ciertas marcas en el suelo, un tono de color específico en la pared; o bien, algunos símbolos indicando la dirección del prostíbulo.

Como la erupción tomó a los habitantes de sorpresa (pero los historiadores no saben a ciencia cierta si las personas que se quedaron simplemente no creían que la actividad del volcán podría ser fatal o si no tuvieron tiempo para huir), familias enteras fueron soterradas dentro de sus casas. Estas personas fueron descubiertas gracias a un proceso simple: los vacíos dejados por los cuerpos en medio de las cenizas se cubrieron con yeso, y entonces revelaron el formato preciso de los adultos, los niños y los animales. La mayoría de las personas y objetos que se encontraron se localizan en el Museo Arqueológico de Nápoles, pero algunos ejemplares pueden ser vistos, así mismo, por la ciudad de Pompeya.

El tiempo de visita depende mucho del interés que se tiene por este tipo de atracción. Lo ideal es destinar un día completo y recorrer el máximo de calles posibles.

En el verano Pompeya es muy caliente, por lo que debes ir preparado: llevar calzado cómodo, sombrero, protector solar y botellas de agua. Es difícil encontrar un lugar para sentarse, o una sombra, por lo que deberás hidratarte todo el tiempo.

Pompeya: información práctica

Las ruinas están abiertas para las visitas durante todo el año. Entre abril y octubre de 8: 30 a 19: 30 horas y de noviembre a marzo, de las 8: 30 a 17h. Trata de llegar lo más temprano posible, ya que no te encontrarás con las aglomeraciones de turistas.

La entrada cuesta 11 euros, y es posible comprar la entrada combinada para otras ciudades/ruinas por 20 euros. Se puede comprar por la web con antelación.

Cómo llegar: desde Nápoles o Sorrento toma el tren de la línea “Circumvesuviana” y baja en la estación de Pompeii Scavi – Villa dei Misteri

Más información en el sitio web: www.pompeiisites.org

Cerca de la entrada hay algunas cafeterías y restaurantes, así como tiendas de souvenirs.

5

No Responses

Write a response

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com