Puentes de Praga

Praga, la capital en el centro de Europa

Europa cuenta con ciudades bellísimas y, muchas de ellas, con muchas similitudes. Entre todas ellas se ha señalado a Praga como la ‘ciudad de ciudades’, por el parecido a otras capitales del continente, sobre todo Roma.

Edificios, catedrales, castillos, calles… Praga es una mezcla de sus homónimas europeas. Un buen ejemplo de ello son, por ejemplo, sus casas. La forma rústica, en muchas ocasiones con fachadas de diversos colores recuerdan, y mucho, a los de Amsterdam.

En clave de arte y arquitectura hay más similitudes, como las catedrales e iglesias. El gótico recorre todo el continente con santuarios muy parecidos. De hecho, existe una ruta que se inicia en París y finaliza en Colonia que se centra en el recorrido de varias catedrales europeas como las de la ciudad parisina y alemana, Estrasburgo, Friburgo o Frankfurt, entre otras.

Un paseo por el centro de Praga

Un paseo por el centro de Praga

Los puentes son otra de la características que une a Praga con otras ciudades como París, Londres o Lisboa, por ejemplo. Entre sus atractivos turísticos, la capital checa cuenta con la Plaza de la Ciudad Vieja. Otro elemento, las plazas, común en muchas ciudades continentales como el Duomo de Milan, San Pedro del Vaticano, Grand Place de Bruselas o la Concordia de París.

Una historia y vestigios culturales similares hacen que todas las urbes europeas cuenten con encantos parecidos. Praga, sin duda, es una ciudad interesante para iniciar la ruta. Para muchos, la más bella ciudad del continente.

5

No Responses

Write a response