¿Qué hacer en Copacabana, Bolivia?

¿Qué hacer en Copacabana, Bolivia?

Copacabana se encuentra a 155 kilómetros de La Paz. Se trata de una ciudad pequeña, simple, de aspecto exótico y carente de limpieza. Aquí, incluso bajo el sol del verano, el clima es siempre cálido. El viento helado que viene del Lago Titicaca, muchas veces, nos aleja de la calle. Justamente por eso, la ciudad es una de las más exóticas de Bolivia, contando con buenas opciones de turismo.

La Plaza 2 de febrero es el principal punto de encuentro de la ciudad. Mientras que la Avenida 6 de agosto es la más concurrida, con hostales, bares, cafeterías, mercados y tiendas de artesanía. Bajando la ladera, esta avenida termina en el inmenso Lago Titicaca. Si quieres salir de esa zona más turística basta con subir a la Avenida Jaregui. Allí conocerás mejor el lado local de la ciudad, ya que es donde están los mercados de la calle y las tiendas de comestibles frecuentadas por los residentes.

El plato más consumido en Copacabana es la trucha, que llega fresca del lago que bendice a la ciudad. Aquí, prácticamente todos los restaurantes sirven el pescado a un precio siempre atractivo. Si prefieres algo más pesado, hay muchos lugares que sirven pizzas y pastas.

Copacabana tiene cerca de 20 mil habitantes. Sin embargo, a pesar de ser una ciudad turística, las calles están llenas de baches, hay falta de energía eléctrica con frecuencia, el internet funciona mal; aun así, se paga caro para usarlo en albergues y cafeterías. Aunque la mayoría de los servicios sea de mala calidad, hay cajeros automáticos por toda la ciudad, especialmente en el área turística. Vale recordar que pocos establecimientos aceptan tarjetas de crédito o débito.

¿Qué hacer en Copacabana?

Lago Titicaca

Estratégicamente situado en la frontera entre Perú y Bolivia, se encuentra el Lago Titicaca. Tiene más de 8.300 kilómetros cuadrados y se encuentra a 3.821 metros sobre el nivel del mar. Esto lo convierte en el lago navegable más alto del mundo y el segundo más grande de América Latina. Sólo detrás del lago Maracaibo, en Venezuela.

Para muchas culturas latinoamericanas, el lago es considerado sagrado y, por eso, está rodeado de historias y misterios. Cuenta la leyenda que fue en las aguas del Lago Titicaca que emergió de Manco Cápac, quien dio inicio a la construcción del Imperio Inca.

El Lago Titicaca alcanza una longitud de 165 kilómetros, con una anchura máxima de 60 kilómetros. Tiene dos estrechos: en los alrededores de la ciudad de Puno, en Perú, se encuentra la Península de Chucuito, y en el lado boliviano, en la región de Tiquina, la Península de Wiñaymarca, donde está la ciudad de Copacabana. La mayor profundidad del lago, con 274 metros, fue verificada en el sector noreste de la isla de Campanario.

En Copacabana, la playa formada por el Lago Titicaca es muy agradable para paseos en el final de la tarde. Después de la caminata, una buena opción es hacer una parada en uno de los cafés o bares de la zona para calentarse del frío. El aire helado siempre aparece al principio de la noche.

Isla del Sol

Visitar esta isla es una de las cosas que no puedes dejar de hacer en Copacabana. Durante el Imperio Inca, la Isla del Sol era considerada como un santuario, donde estaba el templo dedicado al dios Sol. Hoy en día, la isla es habitada por comunidades de origen quechua y aymara, que se dedican básicamente a la agricultura, al turismo, a la artesanía y a la cría de llamas y otros mamíferos.

La isla se encuentra a 20 kilómetros de Copacabana, y su punto más alto alcanza los 3.925 metros.

El paseo hasta aquí cuesta, en promedio, BOB 25. Pero, el valor es muy negociable, dependiendo del número de personas que viajan juntas. La mayoría de las embarcaciones deja Copacabana en el inicio de la mañana. Este es el horario elegido por la mayoría de los turistas que va a hacer el viaje de vuelta, pero también hay traslados alrededor del mediodía. El regreso es siempre a las 16h.

Isla de la Luna

La isla de la Luna se encuentra a ocho kilómetros de la Isla del Sol. Puedes llegar en barco desde la Isla del Sol o de Copacabana. La isla también es habitada por comunidades indígenas y es aún menos desarrollada turísticamente.

Entre los lugares más visitados en la Isla de la Luna, se encuentran el Palacio de las Vírgenes y el Templo de la Luna. Pero lo que mucha gente viene a hacer aquí es simplemente experimentar el modo de vida nativo de una pequeña isla del inmenso Lago Titicaca.

Basílica de Copacabana

La Basílica de Copacabana comenzó a ser construida en 1601 y es una de las iglesias más antiguas de Bolivia. Es un excelente ejemplo de la arquitectura renacentista y barroca. Además, alberga la imagen de La Virgen de la Candelaria, muy querida en todo el país por sus poderes fiduciarios.

La estatua original fue tallada a partir de un cactus, en 1583, por el sobrino del emperador inca Huayna Cápac. Esto hace de esta iglesia boliviana el lugar de peregrinación más venerado de todo el país.

Museo del Poncho

Este museo tiene una gran variedad de tejidos y prendas de vestir de comunidades andinas y muestra como el poncho es más que una pieza de ropa. Este es un símbolo de la identidad, de la clase social y autoridad en el país. Calle Tito Yupanqui, 42. La entrada cuesta BOB 15.

Camino de Yampupata

Este es un paseo muy interesante. La ruta entre Yampupata, al final de la Península de Wiñaymarca y Sampaya tiene cerca de 17 kilómetros y puede ser completado en cinco horas. La carretera por donde se hace la caminata ha sido utilizada por diferentes civilizaciones, incluyendo los antiguos incas. Actualmente es utilizada por diferentes grupos campesinos de las aldeas de la región.

Uno de los grandes atractivos de esta actividad es el indescriptible paisaje del camino. Una buena opción es hacer el tramo de ida caminando y, después, volver en coche o autobús. En general, el período de la mañana es el más indicado para el paseo.

Cerro el Calvario

El Cerro El Calvario se encuentra a 900 metros de la Playa de Copacabana. Subir hasta la cima, pasando por las estaciones que marcan la Via Dolorosa, es muy común entre los peregrinos que llegan a la ciudad. Especialmente durante la Pascua y el día de la Virgen de Copacabana.

Sin embargo, todos los días del año, este lugar es visitado por turistas del mundo entero. Desde aquí se tiene una hermosa vista del lago y de la ciudad. Pero, para admirar el paisaje, es necesario vencer una subida de unos 30 minutos que requiere pulmones bien robustos. Por desgracia, hay un montón de basura esparcida por varios puntos del monte.

3

No Responses

Write a response

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com