Turismo de aventura en la República Dominicana

Turismo de aventura en la República Dominicana

La diversidad natural de la República Dominicana, con una mezcla de playas, montañas, manglares, desiertos y ríos, hace que el destino caribeño sea el ideal para la práctica del turismo de aventura. Las regiones este y sureste de la República Dominicana cuentan con destinos populares como Punta Cana, Bayahibe, La Romana y Santo Domingo, que cautivan con espectaculares vistas panorámicas y aguas cristalinas.

Estas partes del país ofrecen una gran variedad de actividades, como buceo, snorkel, parques acuáticos, deportes extremos, viajes en vehículos 4×4, buggies y parques con tirolesa que cruzan la exótica vegetación, entre muchas otras aventuras. El Parque Nacional de Cotubanamá es una reserva natural inmensa, hábitat para miles de especies de fauna y flora, muchas de ellas endémicas de la región.

La Isla de Saona, por su parte, es uno de los principales atractivos del parque, cuenta con bellos paisajes y espectáculos naturales extraordinarios para el disfrute de todos. El parque también cuenta con numerosas cuevas con muestras de arte rupestre y restos arqueológicos de la cultura taína. Con 800 metros de extensión, de los cuales 240 están abiertos al público, la Cueva de las Maravillas es una cueva con más de 100 mil años.

Hacer snorkel en la República Dominicana es una experiencia accesible a todos los públicos. Si la intención es explorar más a fondo los reinos submarinos, bucear es una opción. Las playas son de arena blanca muy suave y están rodeadas por arrecifes de coral. Estos arrecifes, además de tener una vida marina única, protegen las playas, y ayudan a crear aguas más tranquilas para practicar estas actividades con total seguridad.

Al lado de la ciudad de Santo Domingo, se encuentra el Parque Nacional Submarino La Caleta, considerado como uno de los mejores puntos de snorkel y buceo en el Caribe, con una extensión de 12 kilómetros y una profundidad máxima de 180 metros. En el parque hay varios naufragios, destacando el “Hickory”, hundido para crear un arrecife artificial que se beneficia de la virtud y la proliferación de especies marinas.

La Isla Catalina es una isla preciosa de arena blanca cerca de la ciudad de La Romana. Es uno de los mejores lugares para el buceo de la República Dominicana, con un extenso muro de coral. De la playa, una pequeña ladera lleva a la impresionante pared que desciende a más de 100 metros de profundidad, con la vida salvaje y formaciones de coral abundantes.

Bajo las aguas al oeste de la isla de Catalina, se encuentra el único naufragio pirata en el Caribe, el barco perdido Capitán William Kidd. Este patrimonio cultural subacuático crea hábitats como los arrecifes artificiales para la inmensa biodiversidad marina, convirtiéndose en un “Museo Vivo del Mar”, el área especial que merece ser visitada por todos los viajeros.

Una actividad fuera de serie es hacer expediciones de buggy en los bosques de Cumayasa, con 35 kilómetros de caminos rurales. Durante el paseo por las famosas cuevas del Sol son visitadas y también se disfruta de la belleza natural de la zona. En el corazón del este, entre San Pedro de Marcorís y La Romana se encuentra el Canopy Cumayasa, que le da al turista la posibilidad de disfrutar de la flora y fauna de la región a partir de una ubicación privilegiada, pudiendo observar absolutamente toda la vegetación en la tirolesa.

1

No Responses

Write a response

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com