Visitar la selva amazónica de Brasil

Visitar la selva amazónica de Brasil

La Selva Amazónica es una de las regiones de mayor importancia para el Brasil debido a su inconmensurable riqueza natural y biodiversidad. Quien la visita tiene la oportunidad de conocer, aprender y valorar la importancia de la selva tropical y los habitantes que en ella viven, los principales responsables de su conservación.

El ecoturismo puede ser practicado en el Amazonas durante todo el año, ya que la estacionalidad que se produce en el bosque de tierras bajas, donde las comunidades viven, ofrece hermosos paisajes, lo que permite al turista disfrutar de la selva en la época de seca y de lluvias (inundable). Además de las caminatas en el bosque, del paseo de canoa en las vías acuáticas, observando la belleza de la naturaleza y los que viven en ella, el turista disfruta de la convivencia con el hombre de la selva, conociendo su modus vivendis y la interacción en su día-a-día.

Uno de los paseos más emblemáticos de la región de la Amazonía, es el paseo que lleva hasta el encuentro de los ríos Negro. Los turistas tienen la oportunidad de acompañar a la sorprendente unión de las aguas que después de conocerse, se convierten en el río Amazonas.

Otro momento cumbre en el viaje a la selva es el safari por la Amazonia. La expedición incluye una visita a la plataforma flotante que permite la interacción con los delfines. Los turistas también pueden conocer de cerca a la comunidad indígena local y participar de un ritual de presentación. Además, es posible ver los más hermosos animales, hasta aquellos en peligro de extinción.

Así mismo, los ríos son los mejores caminos para descubrir los misterios de la selva Amazónica. Para pequeños grupos o viajando solo, puedes optar por los cruceros regulares con salida de la ciudad de Manaos y salidas en días pre-determinados, con itinerarios cubriendo los ríos Amazonas, Negro y sus principales afluentes.

Cómo llegar a la Selva Amazónica de Brasil

La puerta de entrada a la Selva Amazónica es Manaus (o Manaos, en español). Algunos hoteles tienen fácil acceso por medio de las carreteras, como el Anavilhanas. Mientras que el Amazon Ecopark se encuentra a 30 minutos en barco de la capital amazonense. Así mismo, se cuenta la opción de hacer un crucero por la región. El Iberostar Grand Amazon es el más conocido y ofrece una gran inmersión en la naturaleza con el confort y protección.

Dónde alojarse en la Selva Amazónica de Brasil

Los hoteles de selva ofrecen paquetes completos, incluyendo alojamiento, transporte, a partir de Manaus, todas las comidas y excursiones por el bosque, acompañados de guías especializados. Algunos de ellos son: Amazon Ecopark (amazonecopark.con.br), Anavilhanas (anavilhanaslodge.com), Jungle Palace (amazonjunglepalace.con.br) y Manatí Lodge (manatiamazonia.com).

Recomendaciones para visitar la Selva Amazónica de Brasil

Como es claro en una selva, el calor y la humedad pueden llegar a ser dos factores importantes para una visita a al selva amazónica de Brasil, por ello, no te olvides de llevar ropa adecuada, siempre contar con líquido disponible y, por supuesto, de adquirir un buen repelente de mosquitos, de lo contrario, no podrás disfrutar la máximo del viaje.

13

No Responses

Write a response

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com